Seleccionar página

La empresa Wiquot.com ha advertido de que la factura de la luz se puede reducir hasta un 50% cada año si se introducen algunos hábitos eficientes en relación al uso de los aparatos eléctricos.
Según un estudio sobre consumo energético realizado en 2014 por el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), los españoles gastamos una media de 990 euros al año en consumo energético. De esta cantidad, el 45% se corresponde con el consumo de calefacción y el 55% con el consumo de los electrodomésticos conectados en el hogar.

“Una de las misiones de Wiquot es velar por las economías familiares para facilitar el ahorro y gestionar de una forma eficaz sus finanzas. En este sentido, nos parece clave prestar atención al mal uso que hacemos en casa de muchos aparatos eléctricos por dejadez y, en el mayor número de ocasiones, por desconocimiento. Por eso hemos lanzado nuestro decálogo de ahorro eléctrico que permitirá reducir hasta un 50% la factura de la luz incorporando pequeños hábitos en el hogar”, ha declarado David Navarro, CEO de Wiquot.com.

Decálogo: 10 consejos para reducir el consumo eléctrico en el hogar

1. Elige electrodomésticos de clase A
Los electrodomésticos de clase A son más caros, pero nos ayudarán a ahorrar porque son más eficientes y consumen un 55% menos de energía. Esto supone una reducción de hasta 500 euros al año en consumo eléctrico.

2. Escoger electrodomésticos bitérmicos
Los lavavajillas y lavadores biotérmicos, también conocidos como termoeficientes, icnorporan dos tomas distintas para el agua fría y el agua caliente que permiten reducir el consumo eléctrico entre un 20% y un 50%.

3. Optimizar el uso de la nevera
La nevera supone un 31% del gasto eléctrico que realizamos. Para optimizar su uso se recomienda:
colocarla alejada de fuentes de calor como hornos, encimeras o radiadores
Permitirle ventilación manteniendo limpia la parte trasera y dejando un espacio suficiente con la pared.
No dejar abierta la puerta más de 10 segundos permitirá ahorrar un 5% de energía.
Regular la temperatura según las indicaciones del fabricante. Por cada grado más de frío que apliquemos, su consumo aumentará un 5%.
Para descongelar alimentos es mejor hacerlos en la nevera porque revierte la energía empleada en congelar.
Los alimentos cocinados deben enfriarse antes de guardar en la nevera.

4. Optimizar el uso de la lavadora
La lavadora supone el 12% del gasto eléctrico anual, es el tercer electrodoméstico que más consume. Para usarla de una forma eficaz se recomienda:
Usar programas de baja temperatura y evitar prelavados.
Utilizar programas de media carga cuando la colada no llene el biombo.
El uso de descalcificantes ayudará a limpiar regularmente el filtro y evitará aumentar su consumo eléctrico, además de futuras reparaciones.

5. Evitar el consumo energético fantasma
Dejar los electrodomésticos en “stand by” supone un 11% del gasto eléctrico anual. Por eso, es fundamental apagar completamente los electrodomésticos (TV, DVD, radio, microondas, módem, etc.) y desenchufar los aparatos tecnológicos (móvil, tablet, portátil, cámara de fotos, etc.) cuando no los utilicemos porque al seguir conectados continúan consumiendo. Debe estar enchufado únicamente lo imprescindible.

6. Cocinar de forma eficiente
En el caso de las cocinas con vitrocerámica o placas, aprovechar el calor residual apagándolas unos 3 minutos antes de terminar la cocción, permitirá incrementar el ahorro energético. Además, utilizar una olla exprés reducirá el gasto un 50% y cocinar con poco agua, utilizando tapas adecuadas para las cazuelas permitirá ahorrar un 25% extra de energía.

7. Utilizar el horno adecuadamente
El horno consume un 8,3% de la energía total de la casa, para utilizarlo de forma eficiente se recomienda comprarlo de convección porque funcionan a base de aire y favorecen la distribución uniforme del calor, lo que ahorra tiempo en la cocción. Además, cuando estamos cocinando hay que evitar abrir la puerta porque para recuperar de nuevo la temperatura deberá realizar un consumo eléctrico mayor. Para recalentar o descongelar es mejor utilizar el microondas porque su consumo es menor.

8. Usar el lavavajillas permite ahorrar
Es más recomendable utilizar el lavavajillas que fregar a mano con agua caliente porque está última opción supone un 40% más de gasto.

9. Utilizar programas BIO y ECO
Aunque estos programas duran más tiempo, tienen un consumo más bajo de agua y energía porque, como el lavado es más lento, el electrodoméstico necesita utilizar menos energía y potencia y la cantidad de agua que deben calentar es menor.

10. Reducir el consumo del ordenador
El ordenador supone un 7,4% de tu gasto total en energía y sólo la decisión de escogerlo con sistema de ahorro de energía y tecnología LED ahorrará hasta un 40% en consumo eléctrico. Además, regular el brillo de tu pantalla y evitar el uso del salvapantallas, reducirá el gasto energético.